Pizza {casi} vegetariana

Cuando hice esta pizza tenía todas las intenciones de que fuera vegetariana. Le platique a Kike los ingredientes que le quería poner a la pizza pero no quedo muy convencido. Al final le tuve que decir que confiara en mí, que sabía obviamente lo que estaba haciendo. Pero la verdad, nunca había usado ni comido brócoli en una pizza, pero no le podía decir a Kike eso porque no iba a querer probar mi pequeño delicioso experimento.

¿Por qué brócoli en una pizza? La verdad, tenía una cabeza de brócoli en el refri que ya tenía más de dos semanas sin usarse (todavía estaba buena). No se me había ocurrido nada que hacer con brócoli más que una sopa de brócoli con queso (luego les pasare esa receta). El clima había estado tan caliente que no tenía ganas de comer sopa así que tuve que buscar nuevas ideas para el brócoli patito feo que nadie quería.

Después de pensar en ideas, use una parte del brócoli para la pizza y la otra para la ensalada de brócoli.  Tengo que decir que este brócoli era mutante porque estaba demasiado grande, por eso lo use en dos platillos.

Estaba terminando de ponerle los ingredientes a la pizza cuando llegó mi corazoncito. En mi ingenuidad le pregunté que si se le antojaba que le pusiera tocino a la pizza y como buen hombre contestó que sí. Ahí quedo mi pizza vegetariana. Por eso la llamo la pizza casi vegetariana. Porque si quieres seguir con la idea original de la pizza solo que quitas el tocino y listo.

La verdad quede muy sorprendida con el brócoli en la pizza. Queda delicioso!! Ya quiero probar más ideas de pizzas con brócoli como topping. No se sorprendan cuando les pase otra receta de pizza que tenga brócoli.

Pizza {casi} vegetariana

1 pizza grande – 8 pedazos

(2 personas – si son tragones como nosotros)

Ingredientes

  • 1 receta de masa de pizza delgada  
  • Salsa de tomate al gusto
  • 1 taza de queso mozzarella, rallado
  • 1 taza de floretes de brócoli, en pedazos pequeños, crudos
  • ¼ de cebolla morada, fileteada
  • ½ taza de corazones de alcachofas, en cuadros
  • ½ taza de pimiento rojo de lata, escurrido
  • 4 rebanadas de tocino, picadas y cocidas

Elaboración:

Precalentar el horno a 250°C.

Extender la masa de pizza en el molde previamente engrasado.

Cubrir con la salsa de tomate (pueden usar de los botecitos esos de puré de tomate, o caldillo de tomate), no es el mismo resultado a si usan una salsa de tomate que ustedes hicieron pero funciona. Ya estoy preparando la entrada para darles la salsa de tomate básica, espérenla próximamente.

Cubrir la pizza con el queso y después agregar los toppings (brócoli, cebolla, alcachofa, pimiento y tocino).

Meter al horno precalentado hasta que el queso este un poco gratinado y el fondo de la pizza este doradita, aproximadamente unos 10 a 18 minutos (todo depende de su horno, pero es muy importante que el horno esté muy caliente cuando metan la pizza).

Cortar y disfrutar. ¿Apoco no se ve deliciosa? La orilla toda crujiente y doradita, el queso gratinado, no no deliciosooooo.

Acompáñenla con un poco de salsa inglesa, salsa picante (a Kike le gusta la Tabasco y a mí la Botanera porque casi no pica) o así sola también sabe deliciosa. ¡Ya hasta se me hizo agua la boca con ver las fotos!

Anuncios

Deja tu mensaje

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s